Gato balinés

Te invito a sumergirte en el mágico mundo del gato balinés, una raza sofisticada y llena de personalidad. Si estás buscando expandir tu conocimiento en razas de gatos o simplemente estás considerando convertirte en el orgulloso dueño de un balinés, este artículo tiene todo lo que necesitas saber. Desde los orígenes de la raza hasta sus peculiaridades más fascinantes, hay mucho que descubrir, ¡así que sigamos adelante!

Orígenes de la raza de gato balinés

A pesar del nombre exótico, el gato balinés no viene de Bali ni de ninguna parte de Indonesia. Este hermoso felino es una mutación natural de la raza Siamesa, oriunda de Tailandia. En los años 40 y 50, criadores en Estados Unidos y Reino Unido se dieron cuenta de la existencia de gatos siameses con pelo más largo y decidieron desarrollar esta nueva raza a la que terminaron llamando balinés en alusión a las elegantes danzas de Bali, Indonesia.

Aunque los primeros balineses eran solo de color seal point, posteriormente se introdujeron los colores blue point y luego chocolate y lilac point. Esta inclusión de nuevos colores ha hecho del balinés una de las razas de gatos más coloridas y versátiles que existen.

¿Cómo es la personalidad o carácter del gato balinés?

El gato balinés es conocido por su personalidad vivaz, curiosa y cariñosa. Heredaron de los siameses su charla alegre y continua, su activa naturaleza y sobre todo su profundo apego a los humanos. Son excelentes compañeros de juegos y aventuras, siempre atentos y dispuestos a explorar cada rincón de su territorio.

Los balineses están apegados a sus familias y disfrutan pasando mucho tiempo con ellas. Pueden ser bastante dramáticos en la expresión de su afecto y no aprecian quedarse solos durante largos periodos de tiempo. Son gatos sumamente inteligentes, capaces de aprender rápidamente trucos y a besar a su dueño. Su inteligencia también significa que son gatos curiosos a quienes les gusta explorar su entorno.

¿Cuáles son las características físicas del gato balinés?

Este gato esbelto y de tamaño medio posee un pelaje semi-largo, suave y sedoso que no requiere de un aseo excesivo. Al contrario de lo que se podría pensar, el gato balinés no es hipoalergénico, aunque tienden a producir menos alérgenos que otras razas. Uno de sus rasgos más distintivos son sus profundos ojos azules almendrados, un legado de su herencia siamesa.

Su rostro es delicado con orejas grandes y puntiagudas, y su cuerpo es flexible y musculoso, lo que le otorga esa elegancia natural. Al igual que los siameses, los balineses tienen un cuerpo y una cabeza más largos que la mayoría de las razas de gatos. Adicionalmente, la cola del balinés es larga, delgada y termina en un plumeado, como el de una pluma.

Padecimientos o enfermedades comunes del gato balinés

Aunque el gato balinés es en general una raza de gatos saludable, sí existen padecimientos que son más prevalentes en ellos que en otras razas. Entre estos se encuentran la Amiloidosis, una enfermedad renal heredada de sus ancestros siameses, y la Ataxia, un trastorno del sistema nervioso, aunque es menos común.

Los balineses también son predispuestos a alergias y a problemas dentales, por lo que se recomienda una limpieza dental periódica. Adicionalmente, algunos pueden ser propensos a la estrabismo y a la nistagmo, que son condiciones oculares que pueden afectar su visión pero que por lo general no perjudican su calidad de vida.

Cuidados esenciales de la raza gato balinés

Como todo gato, el balinés necesita una dieta balanceada y un cuidado veterinario regular para mantener una salud óptima. Aunque su pelaje no tiende a enmarañarse como el de otras razas de pelo largo, es recomendable cepillarlos al menos una vez a la semana para evitar la formación de bolas de pelo.

Dado su naturaleza activa y curiosa, también es necesario proporcionarles suficiente ejercicio físico y mental para mantenerlos felices y saludables. Esto puede incluir juegos interactivos y rompecabezas alimentarios. Debido a su predisposición a las alergias, es posible que se requiera una alimentación especial o medicamentos.

Alimentación recomendada del gato balinés

Como cualquier gato, el balinés necesita una dieta rica en proteínas de alta calidad. Los alimentos comerciales de buena calidad que están formulados para gatos pueden proporcionar esto, pero los dueños de gatos balineses también pueden optar por la alimentación cruda o mixta. Asegúrate de que tu gato está obteniendo suficientes nutrientes sin sobrepeso. El sobrepeso puede llevar a problemas de salud, como diabetes.

Algunos balineses pueden ser propensos a las alergias alimentarias, así que monitorea cuidadosamente la respuesta de tu gato a diferentes alimentos y consulta a tu veterinario si notas cualquier signo de malestar o reacción alérgica. Ácidos grasos como los Omega 3 y 6 pueden ayudar a mantener su piel y pelo saludables.

Consejos de aseo del gato balinés

A pesar de su abrigo semi-largo, el gato balinés es relativamente fácil de mantener. Su pelo no es propenso a enredarse, por lo que un cepillado semanal suele ser suficiente para mantener su pelaje luciendo y sintiéndose bien. Sin embargo, durante las temporadas de cambio de pelaje, puedes necesitar cepillarlo más a menudo para ayudar a eliminar el pelo muerto y prevenir las bolas de pelo.

Como todos los gatos, los balineses también se lamen a sí mismos como parte de su aseo personal, por lo que no es necesario darles baños frecuentes a menos que realmente lo necesiten. Sus oídos deben ser revisados y limpiados regularmente, y sus dientes deben ser cepillados con una pasta de dientes para gatos para prevenir enfermedades dentales.

Variedades de la raza gato balinés

Los gatos balineses se dividen principalmente por los colores de su pelaje. Entre las variedades más comunes encontramos:

  1. Balinese Seal Point: Esta es la variedad más común, con un pelaje de color crema oscuro y extremidades de color marrón oscuro o «sello».
  2. Balinese Blue Point: Estos gatos tienen un color gris azul más claro en su cuerpo y tonos azules más oscuros en las patas, cola, orejas y rostro.

  3. Balinese Chocolate Point: Esta variedad tiene un pelaje color marfil y extremidades de color marrón claro o «chocolate».

  4. Balinese Lilac Point: Cuentan con un cuerpo crema pálido y extremidades de color rosa grisáceo o «lila».
  5. Balinese Red Point (o Flame Point): Tienen un cuerpo más crema y extremidades de color naranja rojizo o «flama». Esta es una variedad menos común.

Curiosidades del gato balinés

Estos gatos no solo son hermosos, también son fascinantes y llenos de sorpresas. Por ejemplo, a pesar de ser una raza tan activa y conversadora, el gato balinés tiene una voz suave y musical. Sabías también que el balinés es uno de los gatos más inteligentes? Esta inteligencia, combinada con su personalidad extrovertida y sociable, hace de los balineses gatos extremadamente entrenables.

Otra curiosidad es que algunos felinos balineses podrían seguirte alrededor como un perro, dormir en tu cama e incluso jugar a buscar. También gozan de nadar, lo que es bastante inusual ya que la mayoría de los gatos no son fanáticos del agua.

¿Cuánto cuesta un gato balinés?

El precio de un gato balinés puede variar dependiendo de su edad, linaje, criador y otros factores. A continuación, se presenta una estimación del costo de adquisición de un gato balinés en diferentes monedas:

  • En dólares: $600 – $1,200
  • En euros: €500 – €1,000
  • En pesos mexicanos: $12,000 – $24,000
  • En pesos colombianos: $2,000,000 – $4,500,000

Ten en cuenta que esto no incluye otros costos derivados del cuidado de gatos, como alimentos, atención veterinaria, juguetes y otros accesorios necesarios para su bienestar.

Para concluir, el gato balinés es realmente una raza admirable, sofisticada en apariencia, lleno de vida y carácter, y una auténtica delicia para compartir la vida. Querido lector, espero que este artículo te haya dado una comprensión más profunda de esta bella raza, y tal vez, quién sabe, pronto pudiera haber un pequeño balinés ronroneando en tu regazo.

Post navigation