Gato burmés

Bienvenidos, amantes de los gatos, a nuestro blog donde aprenderemos todo sobre una raza de felinos fascinante: el gato burmés. Conocido por su personalidad afectuosa y su físico compacto, este minino encanta a todos con su pelo lustroso y su elegante apariencia. Pero tiene mucho más que ofrecer. Prepárate para aprender con detalle sobre los orígenes, la personalidad, las características físicas, la salud, los cuidados, la alimentación, el aseo, las variedades, las curiosidades y el precio de un gato burmés. ¿Estás listo? Vamos allá.

Orígenes de la raza de gato burmés

El gato burmés es una raza felina que tiene una historia que se remonta a miles de años atrás. Originario del sudeste de Asia, en particular en Tailandia y Birmania, su historia es tan antigua como la de las civilizaciones orientales. Fueron introducidos en EE.UU. en la década de 1930, y en Europa poco después de la Segunda Guerra Mundial, donde se han criado y adaptado a nuevas normas de raza.

Es interesante destacar que los gatos burmeses estadounidenses y europeos difieren un poco en su apariencia debido a esas diferentes normas de raza. Esto ha resultado en una iconoclastia en la historia de esta raza a nivel mundial, dando lugar a diversas variedades de gato burmés.

Cómo es la personalidad o caracter del gato burmés?

El carácter del gato burmés es tan atractivo como su apariencia física. Son animales sociales, juguetones, curiosos e increíblemente afectuosos. Este gato se destaca por su inteligencia, por lo que aprenderá rápidamente la rutina del hogar y adaptará sus hábitos a la misma.

A pesar de su comportamiento cautivador, no todo es juego y entretenimiento con el gato burmés. También son conocidos por su temperamento tranquilo y su amor hacia la compañía humana, llegando incluso a ser considerados «perros en cuerpos de gatos» por su forma de interactuar con sus dueños.

Cuáles son las características físicas del gato burmés?

El gato burmés es famoso por su cuerpo compacto y muscular. Su tamaño es mediano y su peso puede variar entre los 3 y 6 kilogramos. Poseen una cabeza redondeada unida a un cuello fuerte y corto, orejas medianas que se mantienen alertas y unos ojos redondos y brillantes, usualmente de color dorado o amarillo.

Un rasgo que distingue a este gato es su pelaje corto, satinado y brillante. Los colores pueden ser variados, pero los más presentes son el sable, champagne, azul y platino.

Padecimientos o enfermedades comúnes del gato burmés

Aunque el gato burmés es generalmente una raza de gato saludable, tiene cierta propensión a desarrollar algunos problemas de salud específicos. Uno de los más comunes es la lipemia idiopática, que causa una capa aceitosa en la superficie de la sangre que puede conducir a problemas en el hígado.

Además, los gatos burmeses pueden sufrir de la enfermedad de Von Willebrand, una afección hereditaria que afecta la capacidad de coagulación de la sangre. Otro problema genético común en esta raza es la llamada «Cabeza plana», una afección que provoca deformidades físicas.

A pesar de estas posibles enfermedades, con la atención adecuada de un veterinario y los cuidados necesarios, los gatos burmeses pueden llevar una vida larga y saludable.

Cuidados esenciales de la raza gato burmés

El cuidado del gato burmés es relativamente sencillo, gracias a su pelo corto y sedoso que necesita de un cepillado regular para mantenerse en buen estado. Aunque su nivel de actividad es moderado, es importante proporcionarles juguetes y actividades que mantengan su mente y cuerpo activos.

Es fundamental visitar regularmente al veterinario para chequeos de salud y prevenir cualquier posible enfermedad común en la raza. También se recomienda la esterilización y la castración para prevenir problemas de comportamiento y de salud relacionados con la edad adulta.

Alimentación recomendada del gato burmés

La alimentación del gato burmés es un factor esencial en su cuidado. Esta raza deberá ser alimentada con una dieta balanceada y de alta calidad que aporte todas las proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales.

Dicho esto, se recomienda proporcionar alimentos comerciales o caseros, siempre y cuando estén aprobados por un veterinario. Es importante tener control sobre la cantidad de comida que se proporciona para evitar el sobrepeso.

Consejos de aseo del gato burmés

El aseo de los gatos burmeses es bastante sencillo debido a su corto pelaje. Un cepillado semanal será suficiente para mantener su pelo sano y brillante. Además, los ojos y oídos deben limpiarse de vez en cuando, y las uñas necesitan recortarse regularmente.

Aunque no son propensos a las bolas de pelo, es importante vigilar su aparición y administrar malta u otro lubricante si se requiere. También se recomienda limpiar sus dientes frecuentemente para evitar problemas dentales.

Variedades de la raza gato burmés

Las variedades oficialmente reconocidas de la raza gato burmés incluyen los siguientes colores:

  • Burmés sable: es el color original y más común. Su pelaje es de un magnífico color marrón oscuro
  • Burmés champagne: También conocido como chocolate burmés, tiene un pelaje marrón claro o champagne
  • Burmés azul: Este color produce un hermoso pelaje de tono grafito azulado
  • Burmés platino: También conocido como lila burmés, su pelaje es de un color gris pálido con un matiz rosado

Curiosidades del gato burmés

Un dato curioso sobre los gatos burmeses es que su apariencia en la actualidad no es la misma que cuando se descubrió la raza. Inicialmente, sólo tenían el color de pelo sable, pero gracias al trabajo de criadores, ahora existen más colores del pelaje.

Además, estos gatos son muy «habladores». No es extraño que un gato burmés se comunique vocalmente con sus dueños. ¡Algunos incluso afirman que su gato burmés responde cuando se le habla!

Cuanto cuesta un gato burmés?

El precio de un gato burmés puede variar dependiendo de la procedencia, el linaje y otros factores. Aquí te dejo una lista promedio de lo que podrías esperar pagar por esta raza exótica y encantadora:

  • En dólares el precio promedio es de $600 a $1200 USD
  • En euros el precio ronda los 500 a 1000 €
  • En pesos mexicanos el precio suele estar entre $12,000 a $24,000 MXN
  • En pesos colombianos el precio puede ser de $2,000,000 a $4,000,000 COP

Espero que este blog te haya ayudado a conocer más sobre el gato burmés y a entender por qué esta raza es tan querida y valorada en todo el mundo. Si estás pensando en adoptar un gato burmés, confío en que este artículo te haya ofrecido información valiosa para tomar la mejor decisión.

Te invito a seguir navegando por nuestro blog y a enamorarte más de estos maravillosos seres que son nuestros amigos felinos. Y recuerda, cada gato, sin importar su raza, tiene la capacidad de traer alegría, amor y diversión a nuestro hogar. ¡Hasta la próxima entrada!

Post navigation